El mito de la superioridad judia

Info | Más de 3 años
0
0
0

Tanto desde el punto de vista físico como psíquico, son los propios doctores y la ciencia judía, los que reco­nocen su inferioridad.

imagen de post


En la misma Jewish Encyclopaedia, en el término en­fermedades nerviosas, reconocen que los judíos están más sujetos a las enfermedades del sistema nervioso que las demás razas y pueblos entre los que habitan, siendo la histeria y la neurastenia las más frecuentes; es más, docto­res judíos han reconocido -recuerda J. Bochaca- que la mayoría de los judíos son neurasténicos.

Tobles, proclama que todas las mujeres judías de Pales­tina están histéricas. Y que esta enfermedad, que en el varón raramente se da en otras razas, es bastante frecuente entre los judíos. Y la misma Enciclopedia especifica que estas enfermedades nerviosas se dan tanto entre las clases pobres como entre las más ricas. Los propios doctores y organizaciones judías han hecho estudios y publicado estadísticas, que para ellos resultan particularmente alar­mantes en cuanto a las enfermedades del cerebro y del sis­tema nervioso, aparte otras. Se puede citar al judío-rumano Dr. Hugo Ganz; a los judío-alemanes Dr. Rudolf Wasserman y al Dr. M. J. Guttman; el informe del judío Kreppel en su trabajo Jews and judaism of today (Editorial Amalthea, 1925); y al psiquiatra vienés Dr. Aleexander Pilcz, etc.

Asimismo resulta sorprendente, según las estadísticas, el alto porcentaje de judíos imbéciles, atribuido a los fre­cuentes matrimonios consanguíneos durante siglos. ¡En dónde está, pues, su superioridad!
Por otra parte, los autores coinciden en señalar que en los judíos se acentúan ciertas taras (defectos físicos graves y hereditarios) debido a los numerosos cruzamientos consanguíneos, a la endogamia: alto por­centaje de individuos con pies planos; tendencia al encorvamiento; labio inferior colgante; orejas grandes; fimosis y parafimosis, y olor conocido científicamente como foetor judaicus (hedor de judío).
Pero el caso es que, unido, no obstante, a su complejo de superioridad, el odio que sienten hacia todos los demás pueblos, la inclinación al delito de sangre resulta ser algo innato al espíritu judío, al que incitan constantemente.
Así se explica que Maimónides, interpretando el no matarás, dice que significa que "no se debe matar a un israelita, pero los goim, hijos de Noé y los herejes, no son israelitas", (Iad Chazakah, Hilkhoth Rozeach y, Hilkhoth Melachim). Del mismo modo que hace estas otras inmo­rales interpretaciones: Está permitido abusar de una mujer infiel, es decir, no judía. Y en cuanto al mandamiento no robarás, significa que no se puede robar a un hombre, es decir, a un judío.



http://es.metapedia.org/wiki/Talmud






Un mal que sólo afecta a familias judías y hace llorar sin lágrimas

El raro mal que padecen se llama disautonomía familiar y se trasmite por herencia; uno de cada 30 personas de ese origen porta el gen que lo causa y que, desde hace unos meses, puede detectarse por un análisis específico. Provoca síntomas tan dispares como vómitos a repetición, neumonías y el hecho de llorar sin lágrimas.
Uno de cada 30 adultos de la población en riesgo tiene el gen de la enfermedad. La población en riesgo es la de los judíos ashkenazim, cuyas familias proceden de Europa oriental. Uno de cada 3600 personas de ese origen nace con la enfermedad; es requisito que ambos padres sean portadores.
“Disautonomía”, tratándose de esta enfermedad, se refiere a que funciona mal el llamado sistema nervioso autónomo, que controla diversas funciones involuntarias. Por eso los síntomas son muy variados (y no siempre los mismos). Uno muy impresionante es el llorar sin lágrimas, que se traduce en lesiones oculares. Además, desde bebés suelen tener bajo peso, porque tienen dificultades para succionar y alimentarse. Suelen padecer neumonías. No perciben bien el calor y el frío ni regulan bien la presión sanguínea, que así oscila desde la híper a la hipotensión. Cuatro de cada diez tienen ataques de vómitos a repetición. También impresiona el hecho de que algunos no pueden sentir el dolor, aun el de las fracturas, lo cual los expone a accidentes. Su inteligencia, en cambio, no resulta afectada.



http://www.pagina12.com.ar/2001/01-08/01-08-29/pag18.htm



La endogamia en los judíos ilumina las enfermedades genéticas

Sus costumbres endogámicas, con matrimonios habituales entre primos y el rechazo a mezclar su sangre con la de personas de otras religiones, han generado una alta frecuencia de enfermedades vinculadas a mutaciones genéticas aparecidas en un momento dado y diseminadas por la población a causa del sexo entre familiares. Son un laboratorio perfecto para rastrear genes asociados a enfermedades como el párkinson, la diabetes, la esquizofrenia y los cánceres de mama y ovario.

Variantes “alarmantes”
En cada genoma hemos encontrado unas 80 variantes alarmantes”, señala a Materia el principal autor del estudio, Itsik Pe’er, experto en bioinformática de la Universidad de Columbia (EE UU). En el libro de instrucciones que posee cada célula humana hay directrices para fabricar miles de proteínas diferentes, esenciales para llevar una vida normal, como la hemoglobina que transporta el oxígeno en nuestra sangre o el ejército de anticuerpos que nos defiende de virus y bacterias. Las 80 erratas halladas en cada genoma asquenazi son alarmantes porque son capaces de corromper la producción normal de algunas proteínas.

Las poblaciones endogámicas, tienen más probabilidades de sufrir cualquier tipo de enfermedad, cualquiera. Tradicionalmente, las enfermedades provocadas por mutaciones puntuales fueron detectadas en poblaciones endogámicas: fibrosis quística, albinismo, etcétera. Sin embargo ahora se ha demostrado que estas poblaciones son también fantásticas para estudiar enfermedades complejas como cáncer, enfermedades mentales, etcétera.
Casos de la actriz Angelina Jolie y del empresario Serguéi Brin, uno de los creadores de Google. Jolie portaba una mutación en el gen BRCA1, relacionada con una probabilidad de más del 60% de desarrollar un cáncer de mama. El peligro de la mutación fue identificado en los asquenazíes. En el caso de Brin, porta una mutación en el gen LRRK2, una modificación “muy poco habitual en la mayoría de las poblaciones pero relativamente común en los judíos asquenazíes”


http://elpais.com/elpais/2014/09/26/ciencia/1411755384_820853.html





Las enfermedades genéticas judías

1. Síndrome de Bloom

Síntomas: El eritema telangiectásico (pequeños vasos sanguíneos faciales dilatados) en la cara y la
hipersensibilidad a la luz solar, inusual bajo peso al nacer; baja estatura en la adultez, alcanzando no más de 1.50 mts; una disminuída respuesta inmune que puede conducir a infecciones respiratorias y de oídos, con riesgo vital; infertilidad (total en hombres y parcial en mujeres) y un 10 por ciento de los afectados presenta diabetes y un incremento de patologías malignas como leucemias, linfomas y carcinomas.


2. Enfermedad de Canavan

Uno de cada 38 judíos ashkenazíes son portadores y uno de cada 5 mil presenta el mal. Destruye las coberturas de los nervios. El mal se presenta entre los 3 y 9 meses de edad y, generalmente, los niños fallecen durante la primera década de vida. Los signos incluyen: hipotonía (pérdida de la tonalidad muscular); macrocefalia (cráneo voluminoso) con poco control de la cabeza; hiperextensión de piernas y flexión de brazos; reflujo gastrointestinal; dificultades para alimentarse; retraso en el desarrollo y deficiencias mentales
severas. Con el tiempo el enfermo desarrolla espasticidad, convulsiones y atrofia óptica llevando a la ceguera.



3. Fibrosis quística

Uno en cada 25 caucásicos son portadores de la mutación del gen, mientras que entre los ashkenazíes, está
presente en uno de cada 29. Produce alta tasa de mortalidad. Afecta a tres sistemas de órganos principales: respiratorio, gastrointestinal y reproductivo, así como a las glándulas del sudor. También puede obstruir el páncreas y el conducto biliar del hígado, causando, eventualmente, un daño permanente en este órgano.
Síntomas: recurrentes infecciones respiratorias y daño progresivo en los pulmones, un gusto salado en la piel (mierda, hay que tener estómago para andar lamiendo a un judío), tos crónica a veces con flema, dificultad al respirar, un excesivo apetito pero con poco aumento de peso y deposiciones grasosas y voluminosas. Los pacientes no sobrepasan los 30 años de vida.


4. Disautonomía familiar o síndrome de Riley-Day

Enfermedad exclusiva de los judíos ashkenazíes (uno de cada 30 es portador del gen recesivo y se presenta un caso por cada 3700 judíos europeos). Presenta inhabilidad de mantener la "homeostasia" o regulación del medioambiente interno del cuerpo. Causa deterioro sensorial relativo al dolor, el calor y el frío; escoliosis; disfunciones gastrointestinales (como reflujo y vómitos); mala coordinación; fluctuación en la presión sanguínea y ausencia de lágrimas. Sólo el 50 por ciento de los pacientes sobreviven los 30 años debido a problemas cardiovasculares, pulmonares y gastrointestinales.


5. Anemia de Fanconi

Al igual que la Fibrosis Quística, es una enfermedad que afecta a personas de distintos grupos étnicos. Sin embargo, son los ashkenazíes quienes presentan una mayor incidencia: Aproximadamente uno en cada 89 de estos judíos porta la alteración genética específica. En Europa oriental el 95% son portadores de la enfermedad. Las manifestaciones clínicas incluyen anemia que se convierte en pancitopenia (agotamiento de las células rojas y blancas, así como de las plaquetas), fatiga, sangramiento de narices; baja estatura e hiperpigmentación de la piel. Cerca del 25% de los pacientes desarrollan leucemia u otro tipo de cáncer. La edad promedio de aparición de este mal va entre los 3 y los 12 años y la sobrevivencia no sobrepasa los 30 años de edad.


Seguir leyendo...
http://www.lapalabraisraelita.cl/14%20Octubre/12%20(14).pdf



imagen de post
Puntos agregados!

1100 Puntos

Votos: 0 - K! score: 10/10

360

Visitas

0

Favoritos

0

Medallas

0

Seguidores

5 Comentarios

Cargando comentarios espera un momento...
Para poder comentar necesitas estar Registrado. O.. ya tienes usuario? Logueate!
Tu comentario fue agreado correctamente.